Es un medio plural, democrático y alternativo, al servicio de los mas sanos intereses de la nación.

Mipymes, Visitas Sorpresa, Asociatividad y Exportaciones

miércoles, 15 de junio de 2016

send email
print this page








Machena portavoz del gobierno
SANTIAGO.-Las unidades productivas de menor tamaño en la República Dominicana –que representan el 98 por ciento del universo empresarial y aportan cerca de 2.2 millones de empleos- continúan registrado un inocultable crecimiento  en toda la geografía nacional y, en efecto, contribuyendo al desarrollo y la estabilidad de la nación.
    
En consecuencias, el fomento sostenible del emprendedurismo, de las MIPYMES, la inminente y pujante asociatividad de los sectores productivos (a través de clústeres, grupos de eficiencias colectivas, redes de proveedores, encadenamientos productivos y otras modalidades, así como el fomento de las exportaciones, han de ser parte fundamental de los retos del nuevo periodo de gobierno del Presidente Danilo Medina. Y deberán estar dentro de la agenda de las Visitas Sorpresa del Jefe de Estado.

Esta visión, incluso, forma parte de la Estrategia Nacional de Desarrollo y son parte de las recomendaciones vertidas por el BID y el PNUD en su estudio de impacto de las Visitas Sorpresa del Presidente Danilo Medina.

Consciente del extraordinario aporte que las MIPYMES hacen al desarrollo de la nación, en lo que va de gobierno del Presidente Danilo Medina se han desembolsado alrededor de 24 mil 382 millones de pesos en beneficio de 386 mil 355 unidades productivas de menor tamaño, a las cuales, además, se le han otorgado 25 mil 690 contratos de compras para suplir al Estado con sus productos y servicios.
    
Esos desembolsos han sido hechos regularmente por Banca Solidaria, MIPYMES BanReservas, Fundación BanReservas, El FEDA y el Banco Agricola.
En los últimos 15 años, las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas en el país -conocidas como MIPYMES-  (sin incluir las del sector agropecuario) han pasado de alrededor de 230 mil en 1996 a 791 mil 324 en la actualidad, y desempeñan un papel de primer orden en la cohesión social, debido a que contribuyen significativamente a la generación de empleos, de ingresos, erradicación de la pobreza y dinamización de la actividad productiva.

Para Fondo Micro y otras entidades nacionales, hace cerca de 15 años, la República Dominicana contaba con unas 359 mil 310 unidades de negocios (no agrícolas) de menor escala, las cuales aportaban cerca de 1 millón 8 mil 810 empleos, equivalente al 47 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) y al 27 por ciento del Producto Interno Bruto.

En el 2002, se calculó en aproximadamente 362 mil el número de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas existentes en el país, y en 1 millón 12 mil la cantidad de empleos generados por éstas, que están catalogadas en el mundo como el motor del desarrollo de la economía. Y aquí lo confirmamos cada día.
    
De 362 mil, las MIPYMES pasaron a 616 mil 100 en el 2006, a 646 mil 2015 en el 2010, y 791 mil 324 en el 2014, de conformidad con la última encuesta de Fondo Micro, que se hizo por recomendación del Ministerio de Industria y Comercio.
    
Sin embargo, actualmente, incluidas las unidades productivas del sector agropecuario, se ha estimado en alrededor de 1 millón 400 mil las MIPYMES existentes en el país, las cuales aportan unos 2, 166 empleos y el 38.5 por ciento del Producto Interno Bruto, de acuerdo con datos aportados por el 6to Boletín  del Observatorio MIPYMES, que fueron presentados recientemente por el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) y la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).
    
El ramo de actividad predominante de las MIPYMES dominicana lo continúa siendo el comercio, pues el 53.3 por ciento de los negocios se dedican a la compra y venta de mercancías, y de ellos el 20.9 por ciento es un colmado o pulpería, de conformidad con las investigaciones.
    
El segundo puesto lo ocupa el renglón de la manufactura, al cual se dedica el 24.1 por ciento de las MIPYMES, especialmente en las aéreas de procesamiento de alimentos y bebidas, el 9.1 por ciento; confección de ropa, 3.4 por ciento; muebles y afines, 5.4 por ciento y metalmecánica, un 3.3 por ciento.
    
El tercer lugar está reservado para las MIPYMES del sector servicios, las cuales constituyen el 22.3 por ciento del grupo. Entre las aéreas más dinámica del renglón de los servicios sobresalen: alimentos, un 7 por ciento; salones de belleza, 5.8 por ciento, y juegos de azar, 3.7 por ciento.
    
El 44.2 por ciento de las unidades productivas de menor tamaño del sector comercial operan en el resto del país, el 31.1 por ciento en las ciudades y apenas el 24.7 por están ubicadas en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, el 32 por ciento en las otras ciudades y el 25 por ciento en las comunidades campesinas.
    
De acuerdo con investigaciones de organismos nacionales de mucho prestigio, la inmensa mayoría de las pequeñas unidades productivas dominicanas destinan su producción hacia el mercado interno, registrándose que apenas el 6.2 por ciento coloca sus mercancías en el extranjero.
    
De igual manera, de las MIPYMES que existen en el país, el 42.7 por ciento coloca sus productos en mercados un poco alejados de su punto de actividad y el 32.6 por ciento vende sus mercancías a otras empresas.
    
En lo que se refiere a las compras de materias primas, equipos, maquinarias y mercancías de las MIPYMES, solo un 8.1 por ciento de los negocios importan directamente las materias primas o mercancías; el 56.8 por ciento compran directamente a almacenes de mayoristas; el 18 por ciento se abastecen  de vendedores detallistas, y el 10 por ciento negocian con productores de materias primas.
    
Reiteramos que, según la última investigación de Fondo Micro, en la República Dominicana existen más de  791 mil 324 MIPYMES no agrícolas y 1.4 millones, incluidas las del sector agropecuario (de conformidad con el 6to Boletín del Observatorio MIPYMES), lo que reafirma una vez más que las unidades productivas de menor tamaño constituyen el más importante elemento de la economía nacional.

En estos momentos, las unidades productivas de menor tamaño que operan en la República Dominicana –representando el 98% del universo empresarial del país- generan casi 2.2 millones de empleos y el 38.5% del PIB.

Esas MIPYMES constituyen un astronómico efecto social positivo para más de 6.4 millones de dominicanos y dominicanas, si tomamos en cuenta que los 2 millones 166 mil empleos directos aproximadamente que las mismas generan hay que multiplicarlos por un promedio de 3 empleos indirectos.

El sondeo arrojó que el 54.4% de la población trabajadora de República Dominicana pertenece a las MIPYMES y que el 51.3% de todas las pequeñas unidades de negocios que existen en la nación son de mujeres.

Por Fausto ARAUJO
Recomiendalo:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Grupo Delecluse | Published by Widgets para blogger | Powered by Blogger.com.
© Copyright 2012-2013 LA VERDAD DE AHORA.COM All Rights Reserved.