Vecinos Bella Vista protestarán mañana ante las oficinas ACNUR

La manifestación, autorizada por Ministerio de Interior y Policía, será este jueves a las seis de la tarde en la calle Las Ninfas, donde ACNUR pretende instalar su sede, en plena zona residencial
Jose Rafael Sosa
La Junta de Vecinos del sector residencial Helios de Bella Vista realizará una protesta mañana jueves frente a las oficinas del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, a fin de dejar claramente sentada su  postura.
La presidente de la Junta de Vecinos, María del Pilar Rodríguez de Messina, dijo que se esta convocando a los residentes del sector para acudir mañana a la calle Las Ninfas # 8, a esquina Las Jabillas, para demandar la no instalación allí del ACNUR.
“Hemos procedido frente a esta violación de la ley y delas normas éticas propias de Naciones Unidas, con total apego a los mecanismos que pone a disposición el estamento jurídico dominicano, incluyendo nuestro derecho a manifestarnos pacifica y ordenadamente en la vía publica, contra este despropósito urbano.
Indica la Junta de Vecinos que los inspectores de la Alcaldia comprobaron la violación a las Resoluciones Municipales Nos. 48-2006 y 85-2009 que regulan uso de suelo  y las ampliaciones no autorizadas, por lo cual  detuvieron los trabajos mediante acta de comprobacion de violaciones.
Invitan a  los residentes en Bella Vista y a los medios de comunicación a acudir frente a la residencia indicada para demandar la no instalación allí de ese organismo.
La Junta de Vecinos indica que los vecinos de Helios de Bella Vista están preocupados sobre todo porque la actitud de violación de las leyes municipales y nacionales proviene de un organismo internacional regido por normas éticas que proclaman como uno de sus valores el respeto de las leyes

Comentarios

Entradas populares de este blog

Presidente Medina inaugura Industria Militar en San Cristóbal

Presidente Danilo Medina participa en primer encendido prueba Central Termoeléctrica Punta Catalina

WILSON DÍAZ HOMENAJE A UN SERVIDOR PÚBLICO DE PRIMERA CLASE