Es un medio plural, democrático y alternativo, al servicio de los mas sanos intereses de la nación.

6 tipos de negocios que puedes empezar sin invertir mucho dinero

viernes, 28 de julio de 2017

send email
print this page
Autora.Edith Gòmez

Si eres como millones de personas, estás pensando en crear tu propio negocio. Pero, por supuesto, existen docenas de obstáculos que pueden evitar que lo hagas realidad. Es posible que no tengas suficiente motivación, por ejemplo, o que cuentes con el tiempo necesario para dedicarlo a dicho  trabajo, o tal vez aún no llega a ti esa idea sólida para empezar.
Pero donde la mayoría de la gente se detiene en su camino al emprendimiento, es al llegar al punto de contar con el dinero necesario para arrancar el negocio, ya que muchas veces no se cuenta con dicho capital.
Sin embargo, no te debes rendir. Es importante considerar varias opciones: existen préstamos, subvenciones y otras opciones de recaudación de fondos, como el crowdfunding, disponibles para obtener lo que necesitas; por lo que la falta de dinero no es una buena excusa para no iniciar un negocio.
Y, más allá de esto, hay ciertos tipos de negocios que puedes comenzar que no requieren de que cuentes con mucho dinero para empezar.
1. Creaciones personales
En primer lugar, hay creaciones personales, como artes y artesanías. Por ejemplo, si eres un pintor, podrías vender tus obras de arte con una inversión de nada más que los suministros de arte y tu propio tiempo. Plataformas como Etsy, eBay y Amazon atienden a los creadores y hacen que sea fácil de sacar provecho de su trabajo.
2. Servicios en el hogar
Los servicios no requieren de una inversión de capital por adelantado porque son bienes intangibles. Y si estás trabajando trasladándote directamente a las casas o vecindarios, no necesitará contar con una sede física para tu negocio.
Por ejemplo, podrías comenzar un servicio de cuidado de niños, como paseador de perros o servicio de mascota  y también trabajos relacionados a la jardinería o arado de nieve.
“Corre la voz, y dile a todo el que conozcas el servicio que estás prestando para que así esas personas se lo cuenten a sus contactos, y empieces a conseguir clientes rápidamente.” (https://gananci.com/ideas-para-negocios-caseros/)
3. Reparación o servicios basados ​​en habilidades
Si cuentas con una habilidad específica, podrías utilizar tu mano de obra calificada como el principal conductor de ingresos para tu negocio. Por ejemplo, si es un experto en reparaciones, podrías atender a los propietarios que no saben mucho sobre las reparaciones en el hogar.
Al igual que los servicios en el hogar, estos tipos de trabajos no requieren que tengas un establecimiento físico y no requieren que inviertas en nada por adelantado, excepto tal vez las herramientas o el equipo que va a necesitar para el trabajo, el cual variará en costos.
4. Consultoría
Muchos trabajadores piensan en convertirse en empresarios sólo después de obtener varios años de experiencia profesional en su haber. Piensa en la industria en la que te encuentras, y cuánto has podido aprender durante tu carrera.
Los profesionales en ascenso, o propietarios de empresas tipo start-ups probablemente estarán más que ansiosos por pagar para tener acceso a los conocimientos que has adquirido a través de tu experiencia laboral.  La consultoría es un servicio que sólo cuesta tiempo para producir, pero puede ser muy valioso como una oportunidad de carrera.
5. Revender
La idea detrás de la reventa es simple: Adquiere productos y los vende a otras personas. Puedes acceder a un mercado de mayoristas para adquirir estas mercancías o convertirte en un intermediario de la compra.
De la última forma, le enviarás directamente del fabricante (y obtendrás un beneficio más bajo), pero no necesitarás casi ningún efectivo al momento de iniciar. Con las ventas al por mayor, necesitarás más dinero y espacio por adelantado, pero terminarás con más control y más dinero.
6. Microemprendimiento
Por supuesto, también podríasestablecer tu propio negocio pequeño a través de microemprendimientos y oportunidades de economía compartida. Por ejemplo, podrías conducir para un servicio como Uber, o alquilar tu casa a través de AirBnB o buscar servicios similares que hacen uso de lo que ya tienes.
Después de que tu negocio comience y empieces a obtener ingresos, la falta de capital de arranque se convertirá en un problema menor. Puedes cosechar los beneficios de tu empresa y reinvertirlos, o utilizarlos para iniciar un negocio aún más grande.
Estas ideas demuestran que no necesitas mucho dinero para comenzar un negocio. De hecho, puedes comenzar uno con prácticamente cero capital de inversión. Sólo necesitas saber qué tipos de empresas funcionan mejor bajo ese modelo.
Recomiendalo:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Grupo Delecluse | Published by Widgets para blogger | Powered by Blogger.com.
© Copyright 2012-2013 LA VERDAD DE AHORA.COM All Rights Reserved.