Es un medio plural, democrático y alternativo, al servicio de los mas sanos intereses de la nación.

lunes, 27 de abril de 2015

send email
print this page
24 DE ABRIL Y PEÑA GÓMEZ: EN PRIMERÍSIMA PERSONA
 ARTÍCULO
    Hoy, 24 de abril de 2015, cuando nos separan 50 años de aquella tarde gloriosa en que José Francisco Peña Gómezanunció al país que parte de él, la mejor,  se rebelaba contra la ignominia que entronizó el golpe de Estado al gobierno democrático de Juan Bosch, es quizá tiempo de pasar balance. Mas no estoy segura de que logremos un resultado auspicioso.
    La república por la que lucharon los constitucionalistas no es la de hoy. De alguna manera –el título de esta opinión me exime de explicaciones—, la sociedad dominicana ha levado anclas hacia el país de Nunca Jamás, que es el país de los irrecuperables Peter Pan: nuestra estatura ciudadana no progresa y los dominicanos y dominicanas opinantes públicos –que son al fin de cuentas quienes salen en la foto— se solazan en una felicidad ficticia producto de un ficticio desarrollo que nos incorpora ficticiamente a un mundo en el que, en puridad de verdad,  somos alienígenas.
    Pero hoy hace 50 años de aquella tarde inusitada. Hace 50 años de aquella voz que interrumpió la modorra de la siesta de una sociedad semirrural para retar, con la fuerza de un Mesías redivivo, a aprovechar la oportunidad de decirle, por primera vez en su vergonzosa  historia, un rotundo NO al pasado y comenzar a construir un presente continuo menos lastrado por las lacras del trujillismo y sus sucedáneos.
    La voz de José Francisco Peña Gómez resuena en mis oídos, entonces adolescentes, de  aquel 24 de abril. Era la voz de un hombre sin miedo, de un hombre comprometido hasta los tuétanos con la libertad y la democracia dominicanas. La voz de un hijo como pocos ha parido esta patria irredenta. Un dominicano que, a diferencia de algunos de nuestros héroes históricos, no abandonó nunca el país escenario de la confrontación político-ideológica que protagonizaba con incalculables desgarramientos personales. Lo soportó todo con serenidad franciscana. La patria fue su ara y se ofrendó sin reclamos.
    El 24 de abril de 1965 es José Francisco Peña Gómezhablando alrededor de la una y media de la tarde a través de Tribuna Democrática para anunciar a ese pueblo que poco después, convertido en riada, inundaría las calles de Ciudad Nueva, el final del oprobioso gobierno golpista encabezado por el miserable empresario Donald Reid Cabral.
    Yo no sé si el oficialista programa de Efemérides Patrias, encabezado por un historiador conservador, Juan Daniel Balcácer, tendrá la decencia mínima de reivindicar a un insoslayable. A un José Francisco Peña Gómez que se inscribe preeminentemente en la Historia dominicana.
    Yo, desde este espacio, que como nunca antes quiero reivindicar personal, rindo tributo emocionado a su memoria. José Francisco Peña Gómez hizo Patria siempre. Se lo agradezco. Él le da sentido a mi dominicanidad.
    Recomiendalo:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

     
    Design by Grupo Delecluse | Published by Widgets para blogger | Powered by Blogger.com.
    © Copyright 2012-2013 LA VERDAD DE AHORA.COM All Rights Reserved.